martes, 28 de junio de 2011

Ojos atrapados





Ojos atrapados

El universo quiere apagarse en mi cara, quiere olvidarse de mi y que muera de sed.
Soy demasiado o muy poco, intenso o endeble, suave o bestial.
Si digo adiós deseo volver al minuto. No puedo dejar de adorar la preciosa verdad
de tu existencia.
No dejes que muera en tus labios mi nombre. No dejes que duerma la sonrisa
que se enciende al verte.
Abandóname después de amarme aunque sea un dia, una hora, un segundo.
Que yo atesorare ese regalo tan preciado.
Estoy esperando que llegues y mis ojos siguen atrapados .
Cuando mi voz se calle será el momento .
Será mi vida. Mi despedida.
El invierno no me abriga, no acompaña amablemente.
Me consumo y quisiera que fueras la culpable.
Los remolinos tibios pasan cerca, pero nunca me arrastran hacia sus entrañas.
Me abrazaría a tu pecho y dejaría que mi corazón se derrita con tu cercanía.
Cuando tu alma escondida se asome estaré esperando con mis ojos siempre atrapados.
Y será mi vida, mi despedida.

Texto e imagen

A.Aguirre

1 comentario:

claudia dijo...

todos tenemos a alguien a quien le diríamos exactamente esto
pero no podemos, porque no se puede obligar ni forzar los sentimientos

sea como sea, es muy triste y a pesar de eso, lo decís con una belleza literaria que conmueve
a quién le importa eso, no?

un beso