martes, 14 de febrero de 2017

Poema

Dicen que en la villa venden cocaína Que hacen torres inmensas con el polvito blanco Manicomios a la vuelta de la esquina Entregando la dosis de soledad perfecta para cada alma Dicen que ahí la desesperanza se envuelve en papeles de colores O en pedazos de bolsas plásticas de supermercado Dicen que hay hombres horribles y niños monstruosos tomando cerveza Nadie lee poesía Porque en su vida duele la realidad Porque la madera de sus casas se les pudre Porque no quieren que existan Van a urbanizar A limpiar el espacio de su suciedad Y dejar de ser la basura en un rincón Para que la policía no descargue sus frustraciones con ellos Porque dicen que en la villa venden cocaína Para que la ciudad burguesa de saco y corbata la consuma Para olvidar sus tristezas de padres separados De empresas quebradas De aspiraciones irreales